Juanfer Labbe
Salto de Fe
Lecciones de Vida

Salto de Fe: Tomando Decisiones Bajo Presión

¡Compártelo con tus amigos!

Follow my blog with Bloglovin

Retiro en Cerro de Luz

Mientras los árboles morían, yo estaba más vivo que nunca. La adrenalina corría por mis venas aún cuando sabia que a la hora de caerme seguiría con vida. Mientras en El Hatillo se quemaron mas de nueve mil hectáreas de bosque acorde a La Tribuna, yo y mis compañeros nos fuimos de retiro a Cerro de Luz. Un lugar de retiros donde tienen juegos extremos en los cuales uno tiene que superar una serie de retos. Uno de los más interesantes es el Salto De Fe.

Muchas veces en nuestra vida tenemos que tomar decisiones que conllevan un riesgo. Una consecuencia que no esperamos, un resultado que no deseamos o una recompensa inesperada. Es en estos momentos de nuestra vida que decidimos movernos de nuestra zona de confort y aventurarnos a lo desconocido, no sin antes tomarnos de la mano de Dios. Es en esto, lo que consiste el salto de fe.

Error y Prueba

Retiro 2017
Janine Paz, Pablo Zuniga, Juanfer Labbe
Me encontraba yo listo y decidido a subir al poste para llegar a la cima y dar el famoso salto de fe. Al principio es muy fácil pero a medida que escalas el poste este tiembla cada vez más y más. Para mi una de las cosas más difíciles no fue tanto subir o tirarme del poste, sino que fue el paso previo a la cima. La primera vez subí muy bien, pero por ese paso caí al borde sin poder alcanzar el trapecio que tenia que agarrar. Por alguna razón sólo no hallaba la forma de dar ese paso de manera segura y sin riesgo. Quería poder poner mi pie con seguridad y debido a este deseo de subir como lo haría normalmente en tierra firme me caí y falle. Sin embargo no cabe duda que mis compañeros son increíbles y me apoyaron en cada paso. Me dieron palabras de aliento y me animaron a que incluso después de fallar lo hiciera de nuevo.

 Aprendiendo de Nuestros Errores

Decidido por segunda vez subí al poste con el objetivo de aprender de mis errores. Llegué al mismo punto donde previamente había fallado y tuve que abordar el problema de una manera diferente para no cometer el mismo error. Entonces con la emoción y apoyo de mis amigos ya no pense en dar el paso como lo haría en tierra firme sino que seguí los consejos del instructor. El me decía; que lo mejor seria que apoyara mi pie en la base de la cima para impulsarme y poder alcanzar la cuerda que me daría la estabilidad para pararme en la cima. De esta forma fue que doble mi rodilla y con mi mano subí mi pie hasta la cima. Al fin lo logré y me encontraba listo para saltar y tratar de agarrar el trapecio. Sabiendo que era probable que no lo agarrara.

El Salto de Fe en La Vida Real

Este juego extremo logra ejemplificar lo que son los saltos de fe en nuestra vida cotidiana. Al principio tomamos decisiones que creemos nos llevaran a un mejor puesto, lugar o vida (subimos al poste). Sin embargo, al subir nos damos cuenta que las decisiones que tomamos pudieron no ser las mejores y observamos todo moverse y no salir acorde al plan (estamos a la mitad del camino a la cima). Después; esta ese paso que sabemos que debemos de tomar porque retroceder el tiempo y revertir nuestra decisión no es una opción (paso previo a alcanzar la cima). Este paso nos cuesta porque sabemos que el próximo paso que daremos no sera un paso si no que un salto. ¿Fallaremos?¿Lo lograremos? No tenemos idea de lo que nos aguarda pero aquellos que somos cristianos tenemos la convicción de que antes de saltar podemos acudir a Dios y sin importar lo logremos o no, el estará allí para recogernos.

Es allí cuando saltamos reconociendo que podemos lograr lo que queremos y hacer una transición o podemos caer sin lograr el propósito que teníamos en mente. En ambos casos reconocemos que no es por nuestra fuerza sino con la ayuda de Dios, creyendo que cualquiera que sea el resultado, el esta allí para guiarnos y guardarnos.

Versículo Bíblico

Isaías 30:21
“Ya sea que te desvíes a la derecha o a la izquierda, tus oídos percibirán a tus espaldas una voz que te dirá: «Este es el camino; síguelo».”